Reseña Histórica

Solidez, emprendimiento y capacidad de adaptación, refleja el espíritu que guía a Cementos Bío Bío desde su creación.

 

En el año 1957 nace Cementos Bío Bío S.A., gracias a la visión de los empresarios Hernán Briones Gorostiaga y Alfonso Rozas Ossa.

Desde el comienzo de su historia, Cementos Bío Bío S.A. se ha enfocado en un crecimiento constante y sostenido, basado en la calidad de sus productos y la confianza de los clientes. Esto le ha permitido, a lo largo de los años, posicionarse como una de las firmas cementeras más importantes del país.

En el Negocio del Cemento, se inaugura en 1961 su primera Planta productiva en Talcahuano orientada a atender el mercado de la zona sur del país. Para abarcar la zona norte, en 1978, adquiere una participación mayoritaria de la Industria Nacional de Cemento S.A., INACESA, en Antofagasta, completando su adquisición en 1985. En 1998 ingresa al mercado de la zona centro con la puesta en marcha de Planta Curicó, señalada entonces como la más moderna de su tipo en Chile. En 2009 amplía su capacidad instalada con una nueva planta de molienda de cemento, en el Puerto de San Antonio, la que inició sus operaciones el año 2012.

Expandirse oportunamente, materializando nuevas oportunidades de negocio que aumenten el valor de la Compañía, han sido fundamentales en el éxito de Cementos Bío Bío, es por esto que los últimos años se han focalizado esfuerzos en ingresar a los mercados de Perú y Argentina, con miras a construir una nueva fábrica de cemento en las cercanías de Lima.

Cementos Bío Bío ingresa en el Negocio del Hormigón en 1986 con la adquisición de Hormigones Ready Mix S.A., sociedad pionera en la producción y distribución de hormigón premezclado.

Durante la década de los noventa se inicia un proceso de expansión en el que Ready Mix instala centros productivos en las ciudades más importantes del país con el fin de alcanzar cobertura nacional y posicionarse como un referente en materia de hormigón.

En 2005 se adquiere la compañía Tecnomix S.A. lo cual le permite consolidar su posición como líder de la industria del hormigón premezclado.

El Negocio de la Cal se inicia en 1985 con la modificación de uno de los hornos de clínker de INACESA en Antofagasta para la fabricación de cal. En 1992 amplía su capacidad con la puesta en marcha de la Planta de Cal en Copiapó. Los años siguientes ha desarrollado varios proyectos de ampliación de su capacidad productiva en ambas plantas, lo cual ha convertido a INACAL, en la principal empresa productora y comercializadora de cal en Chile.

captura-de-pantalla-2016-11-07-a-las-11-40-59-a-m

Fuera del país, en 1996 participa en la creación de la sociedad Inversiones San Juan S.A. y adquiere las instalaciones y minas de la Compañía Minera del Pacífico S.A., ubicada en Argentina. En 2015 adquiere la totalidad de la participación accionaria en Inversiones San Juan S.A., dueña del negocio de Cal en Argentina.

El Negocio de Áridos de Cementos Bío Bío, se inicia el año 1989, con la adquisición de la Sociedad Arenas y Ripios Santiago Limitada, Arenex Ltda., en la Región Metropolitana.
Entre los años 2006 y 2014 la Compañía ejecuta un importante plan de expansión en este negocio con la adquisición de las empresas productoras de áridos más importantes del país: Áridos Santa Gloria S.A., en la Región Metropolitana; Agregados Pétreos Concón S.A., en la Región de Valparaíso; Áridos Petromin S.A., en la Región de Los Lagos; Áridos El Boldal S.A., en la Región del Bío Bío y una participación importante de Áridos Dowling & Schilling S.A. situada en la Región de Los Lagos, consolidándose así como el principal productor de áridos a nivel nacional.